cómo combatir la depresión

¿Cómo Combatir la Depresión?

La depresión puede agotar tu energía y hacerte sentir cansado. Sin embargo, hay pequeñas cosas que pueden ayudarte a sentirte más en control y mejorar tu sensación general de bienestar. Sigue leyendo para aprender cómo combatir la depresión

Toma en serio tu salud mental

La depresión es más común de lo que piensas. Afecta a millones de personas, incluidas algunas en tu vida, y es posible que no te des cuenta de que enfrentan desafíos y emociones similares. 

Toma en serio tu salud mental y acepta tu situación actual. La clave para combatir la depresión es estar abierto, aceptarse y amarse a sí mismo y a lo que está ocurriendo a tu alrededor. 

Aprende sobre la Depresión

Puede ser útil aprender sobre la depresión en general, incluidas sus causas y síntomas.

También es importante que reconozcas tus propios síntomas y signos de advertencia.

Saber qué provoca los episodios depresivos puede ayudarte a evitar o controlar los desencadenantes, lo que reduce futuros episodios. 

También te puede interesar:

Habla con alguien

Hablar con alguien sobre lo que está sucediendo puede ayudarte a superar los momentos difíciles. Además, conectarse con otros ayuda a reducir los sentimientos de soledad.

Si no puedes hablar con un familiar o amigo, también puedes unirte a una red de apoyo o visitar un terapeuta. 

Ten un diario emocional

Llevar un diario es una herramienta poderosa para combatir la depresión. Escribir tus pensamientos, sentimientos y problemas puede permitirte identificar patrones, desencadenantes y signos de advertencia relacionados con tu depresión.

También puede darte una perspectiva sobre las situaciones particulares y ayudarte a generar soluciones.

Si por problemas de privacidad no te sientes cómodo llevando un diario, también tienes la opción de destruir lo que escribas después. Escribir en sí mismo es un acto catártico.

Si necesitas llorar, hazlo, pero de manera constructiva

Reprimir tus sentimientos puede parecer una forma estratégica de lidiar con los síntomas de la depresión. Sin embargo, esta técnica es poco saludable. 

Si estás teniendo un mal día, permítete sentir las emociones, pero no te quedes por siempre allí.

No generalices

La depresión puede hacer que te enfoques en la única cosa que salió mal, en lugar de las muchas que salieron bien.

Haz tu mejor esfuerzo en detener esta sobregeneralización. Reconocer lo bueno y ver el peso que le estás dando a una cosa puede ayudarte a desviar tus pensamientos. 

Tu hoy no define el mañana

Los pensamientos, las emociones y el estado de ánimo general de hoy no pertenecen al mañana.

Si bien algunos días serán difíciles, acepta que algunos días también serán geniales. Así que, si no tuviste éxito de lograr tus objetivos hoy, recuerda que no has perdido la oportunidad de volver a intentarlo el día de mañana. 

Reconoce tus autoataques críticos

No permitas que tus autoataques críticos se apoderen de tus formas positivas de pensar.

No escuches estos autoataques cuando te digan que no persigas tus objetivos, que te aísles o que renuncies a una actividad que disfrutas. 

Esto le da a la voz aún más poder sobre ti. En su lugar, es esencial que la identifiques como un punto de vista destructivo.

No le hagas caso a la negatividad de tu voz interior

La voz negativa en tu cabeza puede sabotear tu recuperación. Sin embargo, si aprendes a reconocerla, puedes reemplazarla. Utiliza la lógica y aborda cada pensamiento individualmente.

Si crees que una actividad no valdrá la pena o que será aburrida, piensa: “Puede que tenga razón, pero será mejor que estar sentado aquí sin hacer nada otra noche”. 

De este modo, podrás ver que lo negativo no siempre es realista.  

Establece metas realistas

En lugar de hacer una larga lista de tareas, considera establecer uno o dos objetivos pequeños. 

Recompensa tus esfuerzos

Todas las metas alcanzadas merecen reconocimiento y todos los éxitos son dignos de celebración. Así que, cuando logres una meta, haz tu mejor esfuerzo por reconocerla.

Si no tienes ganas de celebrar, considera que reconocer tus propios éxitos es una herramienta valiosa contra el peso negativo de la depresión. 

Haz algo que disfrutes

Intenta hacer algo que te guste. Podría ser caminar o andar en bicicleta.

La idea es hacer una actividad que pueda proporcionarte cambios sutiles en tu estado de ánimo y energía, lo que te ayudará a superar tus síntomas. 

No te aisles

Cuando estás deprimido, puedes escuchar pensamientos que te invitan a estar solo y permanecer callado.

Una vez más, estos pensamientos deben identificarse como parásitos que intentan evitar que tu cuerpo se recupere.

No escuches los pensamientos negativos que te invitan a aislarte. Confiar en un amigo o expresar tus sentimientos puede aligerar tu carga y mejorar tu proceso de sanación. 

Haz algo diferente

Cuando haces lo mismo día tras día, usas las mismas partes de tu cerebro. Puedes desafiar tus neuronas y alterar la química de tu cerebro haciendo algo completamente diferente.

La investigación también demuestra que hacer cosas nuevas puede mejorar tu bienestar general y fortalecer tus relaciones sociales.

Cuida tu dieta, puede afectar cómo te sientes

No hay una dieta mágica para combatir la depresión, pero lo que comes puede tener un impacto significativo en la forma en que te sientes. 

Comer una dieta rica en verduras, carnes magras y granos puede ser un buen comienzo. Trata de limitar los estimulantes como el café y los refrescos, y los depresores como el alcohol. 

Algunas personas también se sienten mejor cuando evitan los conservantes, el azúcar y los alimentos procesados. 

Duerme lo suficiente

El sueño regular y de calidad es muy importante para tu salud mental. Dormir muy poco o demasiado puede ser un síntoma de depresión. 

Trata de dormir durante 7-9 horas cada noche. Mantén una rutina e intenta acostarte y levantarte a la misma hora todos los días. 

Haz ejercicio

La actividad física libera endorfinas que mejoran el estado de ánimo. De hecho, las investigaciones indican que el ejercicio es efectivo para tratar los síntomas de la depresión de manera natural.

Evita el alcohol y las drogas

Si buscabas cómo combatir la depresión de forma natural, ten en cuenta que el alcohol y las drogas empeoran los síntomas depresivos y pueden hacer que la depresión sea más difícil de tratar. 

Hazte voluntario

El voluntariado para una causa digna puede aportar una gran cantidad de beneficios para la salud mental.

Los estudios indican que las personas que colaboran como voluntarios pueden disfrutar de una mejor salud física y mental, una mayor satisfacción con la vida y menos síntomas depresivos y ansiosos. 

Discute los suplementos con un especialista en el área

Por último, los suplementos pueden ser beneficiosos para tratar la depresión de forma natural, sin embargo, es importante que hables con un médico antes de tomar cualquier tipo de suplemento. 

Algunos suplementos pueden interactuar con los antidepresivos u otros medicamentos, o pueden no ser adecuados para personas con afecciones médicas existentes o embarazadas.

Algunos de los suplementos que las personas toman para la depresión incluyen:

Hierba de San Juan

Conocida por sus capacidades antidepresivas, la Hierba de San Juan parece estar relacionada con el incremento de la producción de serotonina, sustancia química encargada de mantener el equilibrio del estado de ánimo.

Gingseng

Según algunos estudios, introducir el gingseng en la dieta puede disminuir la ansiedad, el estrés y mejorar el estado mental. También estimula las células del cerebro, mejorando de este modo la concentración y las actividades cognitivas. 

5-HTP

El 5-HTP es una sustancia natural derivada de las semillas de una planta medicinal de África occidental. 5-HTP apoya la producción de serotonina en el cerebro y el sistema nervioso central.

La serotonina influye en el sueño, el estado de ánimo, el apetito y la temperatura corporal.

SAM-e

SAM-e ayuda a facilitar las acciones enzimáticas del ADN. Dichas acciones son necesarias para la conversión saludable de neurotransmisores encargados de emociones saludables, como la serotonina y la dopamina. 

SAM-e mejora el estado de ánimo y la salud cognitiva. También promueve la movilidad de las articulaciones y apoya la salud y desintoxicación del hígado.

Omega 3

Numerosos estudios respaldan el uso de EPA y DHA para reforzar la eficacia del tratamiento antidepresivo.  Así mismo, una investigación reseñada por Harvard encontró que los ácidos grasos omega 3 pueden ser de gran ayuda para prevenir y tratar la depresión y otros trastornos del estado de ánimo. 

Antes de tomar cualquier otro suplemento, siempre consulte con un profesional médico para asegurarse de que no haya interacciones adversas con los medicamentos existentes.

Si buscabas cómo combatir la depresión, esperamos que este post te haya sido de mucha utilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.