cómo combatir la ansiedad

¿Cómo Combatir la Ansiedad?

Nuestro mundo está cambiando rápidamente en este momento. Y dada la cobertura informativa, sería difícil no preocuparse por todo lo que está ocurriendo a nivel mundial. Si lidias con la ansiedad de manera regular, la medicación no tiene que ser tu único tratamiento. Descubre a continuación cómo combatir la ansiedad de forma natural.

Duerme lo suficiente

Ya sea que lidies con insomnio o limites deliberadamente tu cantidad de sueño, la privación crónica del sueño te hace susceptible a la ansiedad. 

Así que si buscas cómo combatir la ansiedad, duerme 8 – 9 horas todas las noches y desarrolla una rutina antes de acostarte, como hacer algo relajante antes de dormir. 

Cuanto mejor te prepares para dormir bien por la noche, mejor será la calidad del sueño que tendrás.

Haz ejercicio

Ejercicio es probablemente lo último que deseas hacer cuando tu mente está a toda marcha. Pero en realidad, el ejercicio es uno de las mejores soluciones naturales contra la ansiedad

La actividad física incrementa los niveles de serotonina y de endorfinas para ayudarte a sentir mejor. Aparta al menos 30 minutos de actividad física.

No saltes las comidas

Si la ansiedad te ocasiona náuseas, la idea de comer alimentos puede parecer poco atractiva. Sin embargo, ten en cuenta que saltarse la comida puede empeorar aún más tu ansiedad.

Tu azúcar en la sangre cae cuando no comes, lo que provoca la liberación de cortisol, la hormona del estrés. 

El cortisol puede ayudarte a trabajar mejor bajo presión, pero también puede hacerte sentir peor si ya eres propenso a la ansiedad. 

También te puede interesar:

Cuida tu dieta

El hecho de que necesites comer no justifica tampoco los excesos de azúcar y comida chatarra. 

Cuida tu dieta e incorpora más proteínas magras, verduras, frutas y grasas saludables a tu dieta. 

Come entre 5 a 6 comidas pequeñas durante el día y evita o limita el consumo de azúcar y carbohidratos refinados.

 

Prueba la aromaterapia

Ya sea en forma de aceite, incienso o una vela, los aromas como la lavanda, la manzanilla y el sándalo pueden ser muy relajantes.

Se cree que la aromaterapia ayuda a activar ciertos receptores en tu cerebro, lo que puede aliviar la ansiedad.

Aceite esencial de Lavanda

¿Sabías que la flor de lavanda y sus extractos se han utilizado durante siglos como tratamiento para la ansiedad y la depresión?

De hecho, en ensayos clínicos controlados y no controlados de pequeño y mediano tamaño, se ha demostrado que la aromaterapia con aceite de lavanda es eficaz en el tratamiento de la ansiedad y la depresión.

Aceite esencial de Manzanilla

La manzanilla es conocida por sus propiedades relajantes y sedantes.

No hay mucha investigación sobre el aceite esencial de manzanilla para la ansiedad. Sin embargo, estudios han demostrado que los suplementos de manzanilla pueden aliviar los síntomas de la ansiedad.

Aceite esencial de Sándalo

Varios estudios preliminares han sugerido que el aceite de sándalo puede ayudar a aliviar los síntomas de la ansiedad.

En un estudio piloto los investigadores encontraron que recibir un masaje de aromaterapia con aceite esencial de sándalo redujo subjetivamente la ansiedad en las personas bajo cuidados paliativos.

De manera similar, un estudio de cuatro semanas, publicado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, encontró que el mismo tipo de masaje ayudó a aliviar la ansiedad en mujeres con cáncer de seno.

Está bien decir NO

Si te abrumas con los problemas personales de los demás, tu ansiedad puede empeorar. Así que, conoce tus limitaciones y no tengas miedo de decir “no” cuando lo necesites. 

Ten un Plan B

A veces, la ansiedad se debe a la sensación de sentirse fuera de control. A pesar de que no siempre puedes estar en control de todo lo que rodea tu vida, puedes intentar tomar las medidas para identificar tus factores desencadenantes y hacer frente a las circunstancias que causan tu ansiedad. 

Vive en el presente

Si buscas cómo combatir la ansiedad, considera que no puedes controlar el futuro y no tienes cómo cambiar el pasado. 

En su lugar, toma cada día como viene. Esto no quiere decir que no puedas evitar problemas o ser proactivo. 

Cuestiona tu patrón de pensamiento

Los pensamientos negativos pueden fijarse en tu mente y distorsionar la gravedad de la situación. Desafía tus miedos, pregúntate si son verdaderos y analiza cómo puedes recuperar el control.

Practica la respiración profunda

La respiración profunda te ayuda a calmar la agitación, la ansiedad y el estrés. ¿Lo mejor de todo? Puedes aplicarla fácilmente en tu día a día.  

Prueba la técnica 4-7-8: 

  1. Cierra tu boca e inhala el aire a través de tu nariz. Cuenta hasta 4.
  2. Aguanta la respiración durante 7 segundos
  3. Espira completamente el aire de tus pulmones durante 8 segundos.

Esta técnica busca recuperar el control de tu respiración y así nivelar la concentración de gases en sangre. Esto te permite bajar tu ritmo cardiaco y entrar en un estado de relajación. 

Consideraciones finales

Si bien es normal estar ansioso por un evento importante o un cambio de vida, alrededor de 40 millones de estadounidenses viven con un trastorno de ansiedad, que es mucho más que el miedo o la preocupación ocasional.

Para aquellos con un trastorno de ansiedad, es importante buscar herramientas que puedan ayudar a controlar o reducir la ansiedad a largo plazo, como la terapia o la medicación. 

Los trastornos de ansiedad pueden variar desde un trastorno de ansiedad generalizada, que es una preocupación intensa que no puedes manejar, hasta un trastorno de pánico: episodios repentinos de miedo, acompañado de palpitaciones, temblores o sudoración.

Si buscabas cómo combatir la ansiedad, esperamos que este post te haya sido de mucha utilidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.