se puede heredar la depresión

¿Se puede heredar la depresión?

Si tus padres, hermanos o tíos tuvieron depresión, quizás te preocupe que también la tengas. O si tuviste depresión, quizás te preocupa la idea de transmitirla a tus hijos. Cualquiera de los dos escenarios puede hacer que te preguntes: ¿se puede heredar la depresión? Descubre a continuación si la depresión es hereditaria.

Introducción

La relación entre los genes y otros factores que contribuyen a la depresión es compleja.

Hay evidencia de que la depresión puede ocurrir en familias, lo que sugiere que los factores genéticos contribuyen al riesgo de desarrollar depresión.

La depresión clínica, también conocida como trastorno depresivo mayor, es uno de los tipos de depresión más común. Este tipo de depresión también es más probable que sea compartida. De hecho, una persona con un familiar que sufre de depresión tiene casi cinco veces más probabilidades de desarrollarla. 

Por esta razón, los investigadores han explorado la posibilidad de una conexión entre la depresión y los genes.

Sigue leyendo para leer si se puede heredar la depresión o si hay otros factores involucrados.  

También te puede interesar:

Factor genético

A pesar de que hay muy pocos estudios sobre la base de la genética de la depresión, los resultados sugieren que las variaciones en muchos genes, en lugar de un sólo gen, se combinan para incrementar los riesgos de desarrollar depresión.

Los estudios de gemelos en las últimas décadas han sugerido que hay un componente heredable en la depresión.

Otros estudios también indicaron que las mujeres parecen ser más susceptibles a las influencias genéticas asociadas con la depresión. 

Estos estudios pueden hacer que parezca simple, pero la herencia es una interacción compleja de muchos factores, no sólo genes individuales.

Un estudio de 2018 encontró diferentes variantes genéticas que parecen estar asociadas con síntomas de depresión. Sin embargo, si bien los resultados han proporcionado información sobre la posible heredabilidad de la enfermedad mental, ningún estudio ha detectado de forma definitiva un sólo gen como la causa de la depresión. 

Los expertos consideran que es más probable que todos los diferentes genes y variantes genéticas hagan una pequeña contribución al riesgo general de un individuo.

Patrón de herencia

Por otra parte, de acuerdo a las investigaciones, la depresión no tiene un patrón claro de herencia en las familias. Las personas con un familiar de primer grado (un padre o hermano) con depresión parecen tener un riesgo de desarrollar la condición dos a tres veces mayor que el público en general. Sin embargo, muchas personas con depresión no tienen antecedentes familiares del trastorno. 

Por otra parte, muchas personas con un familiar con depresión tampoco han desarrollado el trastorno. 

Otros factores

Una persona que crece con un familiar con depresión puede ser más susceptible a la enfermedad porque puede aprender estilos de pensamiento de las personas que los rodean.

Por ejemplo, un niño que observa a una madre/padre o hermano deprimido puede aprender a imitar el comportamiento de esa persona. 

Por otra parte, si un niño es testigo de la lucha constante de un padre, madre o hermano con la depresión, es posible que desarrolle una visión pesimista de la vida, un factor de riesgo para la depresión.

Dado que los antecedentes familiares pueden contribuir al riesgo de depresión en más de una forma, es importante saber si tienes familiares que hayan tenido problemas con la afección.

Otras causas de depresión

La genética no es la única responsable. Existen otros factores que contribuyen al desarrollo de todos los tipos de depresión y otras afecciones de salud mental.

Comprender las posibles causas puede ayudarnos a comprender mejor la afección, pero es importante recordar que la depresión también puede presentarse en ausencia de una causa clara.

  • Cambios en la química cerebral. Las personas con depresión a veces tienen niveles más bajo de neurotransmisores.
  • Cambios en la estructura del cerebro
  • Niveles bajos o altos de hormonas. Afecciones como los trastornos de la tiroides, la menopausia o el embarazo pueden afectar los niveles hormonales. Niveles altos o bajos pueden desencadenar síntomas de depresión, en especial en alguien que es genéticamente susceptible. 
  • Traumas o situaciones estresantes

Consideraciones finales

¿Debería de preocuparse alguien con un familiar con depresión? No necesariamente. La depresión puede ser causada por varios factores y muchas personas con un familiar con depresión nunca desarrollan el trastorno. 

Si te dijeron que tienes el “gen de la depresión”, es posible que te preocupes de desarrollar depresión a largo plazo. Sin embargo, tener una predisposición genética a una afección no significa que la contraerás.

Esto sólo significa que puedes ser más susceptible a la afección que alguien que no tiene la misma composición genética. 

Es importante recordar que la depresión puede desarrollarse en cualquier persona, incluso en alguien que no está genéticamente predispuesto y sin factores de riesgo obvios. 

Entonces, ¿se puede heredar la depresión? Sin duda alguna, hay un vínculo genético definido con la depresión. Sin embargo, los factores genéticos o hereditarios no siempre explican por qué alguien tiene depresión.

Si buscabas si se puede heredar la depresión, esperamos que este artículo te haya sido útil.


Fuente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.