Pensamientos Obsesivos: ¿Qué son y Cómo Eliminarlos?

Pensamientos Obsesivos: ¿Qué son y Cómo Eliminarlos?

En el artículo de hoy descubrirás qué son los pensamientos obsesivos y cómo eliminarlos.

¿Qué son los Pensamientos Obsesivos? 

Los pensamientos obsesivos son ideas recurrentes, repetitivas e involuntarias, por lo general centradas en miedos, preocupaciones y angustias.

Este tipo de pensamiento se caracteriza por la incapacidad de controlar los pensamientos e imágenes recurrentes y angustiantes. El proceso puede ser levemente distractor o completamente absorbente. La ansiedad y el estrés son la causa principal de este tipo de pensamiento instrusivo.

También te puede interesar:

A su vez, los pensamientos obsesivos pueden ser adaptativos, cuando se dirigen hacia objetivos saludables y problemas reales con metas alcanzables. Sin embargo, para muchas personas, este proceso puede ser causante de mucha angustia. 

A menudo, estos pensamientos intrusivos son egodistónicos, lo que significa que parecen estar en contradicción con la moral y los valores de una persona.

El pensamiento obsesivo es el sello distintivo de un trastorno psicológico común llamado trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Sin embargo, los pensamientos intrusivos en sí mismos son normales y naturales: no todas las personas que los experimentan necesariamente tienen un trastorno psicológico.

Ejemplos de pensamientos obsesivos

Los pensamientos obsesivos pueden incluir:

  • Preocupaciones por lastimarse o lastimar a otros.
  • Miedo a los gérmenes o ensuciarse.
  • Conciencia constante de parpadeo, respiración u otras sensaciones corporales.
  • Necesidad de colocar las cosas en un orden exacto.
  • Creencia de que ciertos números o colores son buenos o malos.
  • Sospecha infundada de que un compañero es infiel.

Cómo eliminar los pensamientos obsesivos

Descubre algunas sugerencias para detener los pensamientos obsesivos:

No luches contra ellos

Puede parecer contradictorio, pero es importante darse cuenta de que luchar contra los pensamientos obsesivos simplemente les da más poder. En su lugar, puedes intentar concentrarte en cambiar tus respuestas a los pensamientos obsesivos. 

Por ejemplo, puedes elegir, de manera consciente, observar tu pensamiento obsesivo con una actitud de aceptación sin prejuicios. 

Reconoce el pensamiento y permite que te visite por el tiempo que desees. El pensamiento pasará; y puede que vuelva, pero está bien.

Dale un giro a tu perspectiva

Una vez que te das permiso para dejar de luchar contra tus pensamientos obsesivos, creas la oportunidad de verlos bajo una nueva luz. En este punto, puedes aceptar tus pensamientos por lo que son: disparos inofensivos de neuronas en tu cerebro.

Recuerda que un pensamiento es sólo un pensamiento, no una acción y tampoco una indicación de tu valor como persona.

pensamientos obsesivos

Encuentra pensamientos opuestos 

Si todavía te preguntas cómo detener los pensamientos obsesivos, la identificación de los pensamientos opuestos puede resultarte un enfoque muy útil. A menudo, un pensamiento obsesivo tiene un valor opuesto y es posible encontrarlo y utilizarlo para combatir tu obsesión.

Por ejemplo, imagina que tienes pensamientos obsesivos sobre cometer actos violentos. El hecho mismo de que experimentes estos pensamientos como angustiantes e intrusivos proporciona evidencia del hecho de que tus propios valores y moral no son violentos. Si fueras una persona de naturaleza violenta, los pensamientos sobre la violencia no serían angustiosos ni intrusivos: ¡sólo serían pensamientos!

Ahora, con este enfoque puedes crear tu propio pensamiento opuesto. La idea es que puedas recordarlo y utilizarlo para contrarrestar tus pensamientos negativos. Imagina que tu pensamiento obsesivo sea el siguiente: «Quiero herir a mi vecino y soy una persona horrible». Un pensamiento opuesto podría incluir una imagen mental de ti mismo siendo amable con otra persona, acompañado de las palabras «soy una buena persona».

Reconoce el Patrón

Para detener el pensamiento obsesivo, es importante identificar estos pensamientos en primer lugar. Y es que antes de poder cambiarlos, tenemos que reconocer nuestros patrones. 

Una vez que hayas identificado los pensamientos, analiza cómo se desencadenan y cómo estás respondiendo a ellos. Una vez que estén fuera de tu mente, intenta identificar la causa subyacente de los pensamientos para obtener alguna perspectiva.

Acepta que los pensamientos están en gran medida fuera de tu control

Recuerda que los pensamientos son sólo pensamientos, nada más. A medida que aprendamos a aceptar los pensamientos obsesivos, tendremos muchas más posibilidades de detenerlos por completo.

Para aceptar los pensamientos obsesivos, plantéate firmemente en el presente y sé realista sobre lo que haces y sobre lo que no tienes control.

Busca apoyo 

¿Todavía no estás seguro de cómo detener los pensamientos obsesivos? Si es así, ¿por qué no buscas ayuda? No tienes que luchar solo. Puede ser útil hablar sobre tu situación con un amigo o familiar de confianza. 

Psicoterapia

Alternativamente, puedes buscar un terapeuta o incluso un grupo de apoyo en tu área.

La Terapia Cognitiva Conductual (TCC) es un enfoque práctico y basado en la evidencia para el tratamiento de los pensamientos obsesivos. 

La TCC es una forma de psicoterapia centrada en la acción que busca reducir la intensidad y el impacto emocional de los patrones de pensamiento destructivos. 

La TCC funciona al:

  • Cambiar las creencias y suposiciones latentes al contenido obsesivo, incluidas las creencias sobre la obsesión
  • Practicar la aceptación y redirección de la atención a otro contenido

El pensamiento obsesivo es una parte normal de la naturaleza humana, pero también puede ser el sello distintivo de una variedad de enfermedades mentales, particularmente el trastorno obsesivo compulsivo y una variedad de otros trastornos de ansiedad.

Si te encuentras luchando con pensamientos obsesivos perturbadores y persistentes, o simplemente deseas un pequeño impulso adicional para manejar el pensamiento obsesivo, contacta a un profesional de la salud mental.


Referencias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú