qué no decir después de una pérdida

¿Qué NO decir Después de una Pérdida?

¿Estás nervioso y no sabes qué decirle a una persona en duelo? Descubre a continuación qué NO decir después de una pérdida. 

Sé cómo te sientes

No importa que también hayas perdido a un esposo, hijo, abuelo o mejor amigo. Y aunque tengas una idea de cómo tu ser querido se siente, no es lo que ellos necesitan escuchar. 

Ninguna persona es igual que otra. Ninguna pérdida es igual a otra. 

También te puede interesar:

Yo viví lo mismo

No existen duelos iguales. Es posible que puedas entender el dolor que atraviesa la persona, pero recuerda que su momento de duelo no se trata de ti, se trata de ellos.

Y si realmente has experimentado una pérdida similar, probablemente entiendas que durante los momentos de dolor, nuestras acciones y pensamientos están regidos por nuestras emociones. 

Por lo tanto, escuchar a alguien decir “yo viví lo mismo, sé cómo te sientes”, puede generar sentimientos de ira hacia esa persona. 

Él/Ella está en un mejor lugar

A pesar de que muchas personas encuentran consuelo en la creencia de que su ser querido está en un lugar mejor, esto no es algo adecuado para decir después de una pérdida. 

Será más fácil con el tiempo

Cuando alguien está sufriendo, lo mejor que puedes hacer es reconocer su dolor. 

Él/Ella no querría que te sintieras triste

Decir algo como esto puede hacer que la persona se sienta culpable. 

Y es que, a pesar de que nadie quisiera ver a su ser querido sufriendo, esto no significa que no deba. 

La tristeza y el dolor son necesarios para procesar la pérdida. Por lo tanto, evita hacer este tipo de comentarios, ya que pueden hacer que la persona sienta que no está manejando su duelo de forma “correcta”. 

Por lo menos tienes más hijos / puedes tener más hijos

Por la desesperación, muchas veces intentamos decir algo positivo, pero a menudo es mejor no decir nada. 

Esta frase es probablemente una de las cosas más desagradables que uno puede decir. 

Comentarios como estos no sólo le restan valor a la pérdida, también implican que el hijo que la persona ha perdido es fácilmente reemplazable.

Te puedes volver a casar

Proyectarse hacia el futuro es inutil. Cuando alguien está viviendo su duelo, puede experimentar síntomas muy similares a la depresión. Y las personas deprimidas por lo general tienen dificultades para imaginar un mejor futuro. 

Así que, a pesar de que tu ser querido pueda volver a conocer a alguien, considera que él o ella no está en la capacidad de considerar algo como eso en este momento, así que no tiene sentido comentarlo. 

Por lo menos vivió una vida longeva y feliz

Este comentario no va a ayudar a tu ser querido. Vivir una vida más longeva y feliz no disminuye el dolor de la pérdida. No importa la edad del fallecido, el dolor es igual de insoportable.

Todo pasa por una razón

Evita esta frase a toda costa, en conjunto con las alternativa de: “Dios tiene un plan”; y “Dios nunca nos da más de lo que podemos manejar”.

Nunca existe una razón suficiente que haga que el dolor de la pérdida sea menor. 

Además, cuando dices algo como esto, esperas que tu ser querido piense en su pérdida de forma lógica, cuando en realidad en el duelo no existe ningún tipo de lógica. 

Fue la voluntad de Dios

Independientemente de tus creencias religiosas -y aún cuando la persona comparte tu fe-, cuando se pierde a alguien que amas es natural experimentar sentimientos de ira y cuestionar a Dios o cualquier otro poder superior. 

Y mientras que algunos pueden encontrar consuelo con un plan más grande, una pérdida puede hacer que muchas personas cuestionen su fe en general. 

Este cuestionamiento puede ocurrir hasta en personas con una fe extremadamente profunda. Por lo tanto, es mejor prevenir que lamentar.

Deberías salir más

Es natural que tu ser querido tienda a retraerse y aislarse, lo que podría ocasionar síntomas de depresión.

Animar al doliente a disfrutar de las actividades al aire libre es una idea saludable, sin embargo, no presiones. Puede ser que la persona aún no esté lista. 

No llores; tienes que ser fuerte

El duelo es una experiencia sumamente personal. Algunas personas lloran – y mucho-. Mientras que otras no. Y cualquiera de los dos escenarios están bien. 

Tu ser querido está en su derecho de vivir su duelo. No hay una forma correcta o incorrecta de “llorar”. Lo importante es que tu ser querido en duelo se sienta apoyado (y no juzgado) para llorar todo lo que quiera. 

Podría ser peor

El duelo de cada persona es muy relativo y doloroso. Y saber que alguien está pasando por algo “peor” tampoco disminuirá el dolor de la pérdida de tu ser querido. 

Recuerda: Tu ser querido está sufriendo un dolor desgarrador, así que no es momento de realizar comparaciones

Al menos no está sufriendo

Esto puede ser especialmente cierto si la persona que murió había estado sufriendo dolor antes de morir, sin embargo, tu ser querido en duelo no necesita recordar ese dolor. Y tampoco quiere creer que la muerte es mejor que tener a su ser querido cerca. 

Estas palabras, sin importar cuán benignas sean, pueden ser sumamente dolorosas para una persona en duelo. 

Decir algo como esto también puede hacer que la persona sienta culpa por desear que su ser querido todavía estuviera vivo. 

Puedes comprar otro gato/perro

Los animales no son reemplazables. Tener otro gato / perro no cambiará el dolor de la pérdida, así que no subestimes la pérdida de una mascota. 

Ya ha pasado 1 año, deberías superarlo

El duelo es un proceso personal y no tiene calendario. Para algunos, un año es sólo el comienzo. 

Tu ser querido está en su derecho de vivir su duelo a su propio ritmo. 

En lugar de decir algo como esto, asegúrale a tu ser querido que el duelo es natural y que el tiempo que toma varía de una persona a otra.

Mantente positivo

Una vez más, esto puede minimizar los sentimientos de la persona en duelo. 

Animar a tu ser querido a expresar una emoción que no es una realidad para él/ella puede afectar de forma negativa su proceso de duelo.

En su lugar, reafirmale a tu ser querido que está en su derecho de sentir y que estás aquí para escucharlo. 

Recuerda: es mejor escuchar más y decir menos. 

Si buscabas qué NO decir después de una pérdida, esperamos que el artículo de hoy te sea útil. 

Fuente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.