En esta sección encontrarás artículos relacionados con el duelo en la vejez o duelo en el anciano.

A continuación, veremos algunos conceptos básicos que acompañan el proceso de duelo en el anciano.

¡Empecemos!

El duelo es una respuesta totalmente natural a la pérdida o ausencia de un ser querido.

Es un proceso natural y doloroso que permite recuperarnos ante situaciones difíciles.

El duelo genera mucho dolor y tristeza

Sin embargo, el duelo en la vejez es un proceso más complicado todavía. 

Y es que, los adultos mayores o ancianos, a medida que envejecen, se hacen más dependientes a sus seres queridos. Mientras que otros ya tienen temor a la muerte. Por lo que cuando pierden a un ser querido, el temor se hace mucho más profundo.

Es por esto que es tan importante que el adulto mayor, con apoyo de sus seres queridos, convierta su pérdida en una nueva realidad.

Es de suma importancia que los seres queridos de los ancianos en duelo estén presentes en los diversos duelos de esta última etapa.

¿Cuáles son los diversos duelos en el anciano?

  • Duelo por Retiro o Jubilación

Es muy común que los adultos mayores sientan ansiedad, culpa y tristeza ante la idea de la jubilación.

¿Por qué ocurre esto? Esto se debe a que al dejar el trabajo, los adultos mayores sienten que ya no son productivos para su núcleo familiar.

Lo que ocasiona que se generen sentimientos de preocupación, baja autoestima, inquietud, entre otros síntomas.

Cuando un adulto mayor atraviesa por un duelo por jubilación, las familias tienen que ayudar a la persona a entender la jubilación como un tiempo grato, perfecto para realizar actividades alternativas que le otorguen al adulto mayor una rutina diaria por la cual levantarse y seguir cada día.

  • Duelo por Enfermedad

En el duelo por enfermedad, los cambios físicos van generando en el adulto mayor una dependencia emocional, física y pérdida de autonomía.

Por lo que pueden sentirse menos útiles para actividades habituales.

  • Duelo por muerte o pérdida de un ser querido

El duelo por la muerte o pérdida de un ser querido genera mucho dolor y sentimientos de angustia y soledad. 

Adicionalmente, los ancianos en duelo pueden ponerse en los zapatos del otro, sintiendo que la muerte está cerca.

Cuando un anciano pierde a un ser querido, aún cuando reciba apoyo de sus queridos, puede atravesar por un abanico de respuestas que incluyen:

Sentimientos de desamparo o soledad, insomnio, nerviosismo, pérdida de apetito, entre otros.

Atravesar por el duelo es primordial. Sin embargo, muchos adultos mayores no saben cómo hacerlo. Y los familiares, inmersos en su propio dolor, tampoco cuentan con las herramientas para ayudar a los ancianos a atravesar por este camino.

En casos como esto, es imprescindible acudir al apoyo de un profesional en el área de salud mental.

Cerrar menú